La libertad financiera se define como la operación de crear dinero sin ocupar tiempo o esfuerzo alguno para lograr tenerlo. Es un patrimonio que logramos elaborar y que por sí propio nos genera ingresos, ya sean fijos o que se multiplican.

Pero para alcanzar al punto anterior, hay todo un camino de esfuerzos y logros que debes adquirir.
A continuación te mencionaremos algunas cuestiones que debes ajustar para permitirse lograr una libertad financiera.

Cómo ganar dinero desde la playa o mientras duermes | Talento Digital | EL  PAÍS

Ingresos

Dividiremos los ingresos en pasivos y activos. Los pasivos son los que proveerán tu libertad financiera mientras que los activos los generas día a día con tu esfuerzo laboral. 

Activos

Primero crea una lista de todos los ingresos activos que tienes. En los que al mismo tiempo que esfuerzo y conocimientos, inviertes tiempo: sueldo y salarios u honorarios, puede ser, tu empleo o un negocio que tengas.

Si tienes un emprendimiento o negocio, puede que al principio requiera de tu tiempo. Pero a la larga mientras éste crece y logres tener más empleados o socios puede convertirse en un ingreso pasivo.
El auto empleo puede llegar ser una opción para lograrlo. Siempre y cuando sepas evolucionarlo y no quedarte allí.

Pasivos

Segunda parte, determina que ingresos obtienes sin necesidad de tu tiempo o un esfuerzo mayor, como puede ser el arrendamiento. Tener un inmueble requiere de trabajo anterior, pero en un punto se vuelve un ingreso extra que genera en automático.
Las inversiones también cuentan como pasivos y son la mejor opción. Mucha gente teme invertir pero a la larga los beneficios que quedan son buenos, el fin es siempre tener un profit sin mucho esfuerzo.

Gastos

Los gastos también son muy importantes, no por lograr tener más ingresos significa que tus gastos sean más o mayores. así que organiza tus gastos dividiéndolos en 3 categorías, pero adicional a estas tambien hay gastos bancarios o financieros, de créditos o prestamos ya sea para un carro, casa o negocio y que son temporales.

Necesarios

Son aquellos no negociables para vivir, como agua, luz, gas, etc. Puedes ahorrar en estos y no afectará tu vida diaria al contrario tus ingresos rinden más. Podemos decir que son todos aquellos servicios y productos que cubren las necesidades básicas de un ser humano.

Extraordinarios

Aquellas emergencias que pudieras tener. Algunos ejemplos pueden ser enfermedades, desastres naturales o situaciones imprevistas, son riesgos que se pueden manifestar en cualquier momento. No porque tengan una probabilidad menor de suceder hay que dejarlos pasar desapercibidos. Destina parte de tus ingresos a este tipo de sucesos.

Innecesarios

Son todos aquellos que realizas sin razón alguna movidos por el ego o que no percibes la razón por la que suceden. Es de suma importancia evaluar este punto ya que si caes en la trampa del consumismo puede que tus ingresos tanto activos como pasivos decaigan. crea una conciencia de compra, preguntate: ¿realmente me beneficia? ¿puedo usarlo más de una vez?, evalúa la compra antes de hacerla.

Un sentimiento que podrás experimentar al tener libertad financiera será la tranquilidad y seguridad para poder disfrutar de tu vida. Y podrás lograrla una vez que tus esfuerzos hayan sido los correctos para que puedas generar un ingreso que ya no los requiera.

Tus conocimientos en finanzas deben ser los adecuados para lograr tener control de gastos, inversiones y ganancias. Hoy existen algunas herramientas que te permiten captar información sobre tus finanzas personales o para tu pyme o negocio.

Recuerda usar aplicaciones que te ayuden a controlar tus gastos son muy buenas herramientas y recuerda que si no documentas algo fijo se te va a pasar entonces lleva un control en Excel o alguna app de cada gasto, ingreso, inversión o ganancia que generes y así podrás hacer tu balance personal.